Por cerca de tres horas se extendió la sesión en la comisión de Educación de la Cámara de Diputados que por segunda vez trata el tema del financiamiento del proyecto de reforma a la educación superior, hasta donde llegó la ministra de Educación, Adriana Delpiano, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, el ministro de Segpres, Nicolás Eyzaguirre, junto a la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga.

Los representantes del poder ejecutivo expusieron los alcances que esperan tenga el proyecto, donde en una primera instancia la ministra Delpiano dedicó su tiempo a responder una preguntas planteadas la semana pasada en torno a la evolución de la matrícula por la gratuidad educacional, y además repasó la efectividad de la PSU.

"La PSU no necesariamente es un buen predictor y estamos seguros que tendremos que abordar el tema para ver si se reúnen las habilidades totales, es como si fuera un Simce final”, señaló la ministra Delpiano.

Luego de la intervención de Delpiano, el ministro de Hacienda respondió a las interrogantes planteadas relacionadas con la gratuidad universitaria y sobre los plazos para alcanzarla no detalló una fecha exacta, sino que mencionó que se debe poner énfasis en regular el tiempo de duración de las carreras universitarias.

“Se debe ver el tema del largo de las carreras, se deben poner incentivos para ver como se ponen regulaciones en las carreras“, sintetizó Valdés.

Además de regular las carreras, el ministro de Hacienda añadió que el tiempo que tome implementar la gratuidad dependerá de la disposición que tengan los gobiernos de turno.

“No podemos gastar todo en educación superior (…) El cuanto nos demoraremos dependerá de muchas cosas, pero también dependerá de quien esté gobernando en ese momento”, agregó el ministro de Hacienda.

En el momento de las respuestas a la ronda de interrogantes de los parlamentarios, la ministra Delpiano señaló que la tramitación del proyecto debiese estar terminado cuando acabe el gobierno de la Presidenta Bachelet.

“Deberíamos tener tramitado el proyecto cuando termine el gobierno de la Presidenta Bachelet, no puede ser un proyecto que quede en un cajón”, remarcó Delpiano.

Ante el extenso plazo fijado por la ministra Delpiano, la diputada del PPD, Cristina Girardi comentó que se debiesen agilizar los plazos independiente de lo que cueste la tramitación.

“Este proyecto debiera por lo menos tener unos ochos meses de debate, para ojalá poder aprobarlo a principios del otro, yo no le daría todo el año porque efectivamente es mucho tener un año y medio un proyecto, a pesar que esto sea una pelea bastante dura”, señaló loa diputada del PPD.