Si el año 2014 fueron 253 los estudiantes que lograron máximos puntajes en la Prueba de Selección Universitaria (PSU), 12 meses después la situación fue radicalmente opuesta: solo 65 estudiantes ocupan el sitial de los mejores, algo que tendría una explicación en uno de los test.

En conversación con Publimetro la directora del Demre, Leonor Varas, explicó que esta baja "se debe esencialmente a los cambios de la prueba de matemática. Lo que pasa es que se incorporaron nuevos contenidos, que eran de estadísticas para los cuales tuvieron (los jóvenes) menos tiempo para prepararse".

A pesar de la brusca baja en los puntajes nacionales, desde el organismo a cargo de aplicar la prueba no lo toman como un retroceso: "Para nosotros es una buena noticia, porque es una prueba que tiene que distinguir entre los buenos, muy buenos, extraordinarios y excelentes. Necesitamos que no empaten todos y eso nos ocurría con matemáticas y este año no ocurrió, estamos contentos".

Leonor Varas, además, analizó el alto número de inscritos este año y que se agregaran siete nuevas sedes de rendición, lo que implicaría una "medida de equidad. Esta es una prueba que estresa mucho, entonces es muy distinta darla en el lugar de residencia que trasladarse. Este año fueron siete nuevas sedes, pero más que el número, es el hecho de que para ellos cambiaron las condiciones en que se rinden".

Las estadísticas

A pesar de los múltiples cuestionamientos que vive la PSU -ya que, entre otros puntos, explicitaría la desigualdad de la educación chilena, desde el Demre aseguran que "en todos los datos educacionales que uno puede medir en chile se puede ver ese comportamiento triste, que no le gusta a nadie, pero que no se puede borrar. La primera variable es socioeconómica. La prueba también es basada en contenidos, por lo tanto si la cobertura curricular es distinta en los colegios, reflejará eso".

"No nos gusta, pero no le podemos pedir (a la PSU) que elimine algo que es parte de nuestra educación. Nosotros creemos que una prueba menos basada en contenidos y más basada en competencias podría ser una prueba que reflejara menos calcadas las desigualdades que tenemos", cerró Leonor Varas.