Tras la emergencia ocurrida en río Blanco por el derrame de concentrado de cobre, Esval informó que la producción de agua potable en la planta El Sauce se retomó la tarde de este jueves.

El subgerente de la empresa Alejandro Pérez indicó que la prioridad es la seguridad de los clientes, razón por la que “hemos realizado los muestreos en el río que dan cuenta de la baja en los niveles de cobre a niveles que son tratables en nuestra planta.  Esto nos permite reabrir la captación y poder normalizar gradualmente  la producción de agua potable, garantizando la inocuidad de su consumo”.

Según informó la empresa el servicio se repondrá  paulatinamente  durante la noche en el sector sur de Los Andes y Calle Larga, precisando que los estanques se mantendrán en los puntos actuales hasta que se supere totalmente la situación.

El corte afectó a 6.500 clientes, lo que corresponde a un 25% de la población. El subgerente de Esval fue enfático en señalar que el agua que se ha entregado a la comunidad, en todo momento ha cumplido con la normativa sanitaria, estando completamente apta para su consumo.

PUB/NR