En la tarde de este martes llovió de forma sorpresiva y eso hizo aumentar el flujo del río San Pedro, en Atacama. Es esta la situación que ahora está dificultando el trabajo de los rescatistas civiles "Los Topos", quienes se encuentran trabajando en el sector de la estación fluviométrica de la Dirección de Aguas de esa localidad, donde se buscan pistas sobre el destino de Kurt Martinson, el joven ingeniero que desapareció en noviembre de 2014. 

Y aunque las labores de búsquedas se reanudaron cerca de las 09:00 de este miércoles, actualmente el grupo intenta desviar el curso del río para continuar con la excavación en el punto que les interesa. 

Cabe recordar que gracias a un "georradar" los rescatistas que trabajan de forma voluntaria hallaron una "anomalía" en el cemento donde se encuentra la estación fluviométrica. Ello podría corresponder, entre otras tesis, a la presencia de un cuerpo irregular, a un error de construcción o bien, a irregularidades del terreno. 

De esta forma, para encontrar la respuesta a esta anomalía, el grupo fue autorizado a romper el hormigón de la zona. 

Tal labor despertó el interés de la familia, sobre todo de la madre del joven ingeniero desaparecido, quien aseguró que esperan encontrar pistas del paradero de Kurt. 

En ese sentido, pese a que el lugar se llenó de agua, el jefe del equipo de búsqueda, Francisco Lermanda, aseguró que los resultados podrían conocerse en las próximas horas. 

PUB/JLM