La restricción vehicular para automóviles con convertidor catalítico en Santiago volverá a regir a partir del 1 de mayo y se extenderá hasta el 31 de agosto. 

La prohibición se hará efectiva en los días con preemergencia ambiental con dos dígitos y con cuatro, cuando se decrete una emergencia en la capital- 

Al respecto, el ministro de Medio Ambiente, explicó a El Mercurio que “la alerta sanitaria, tal como se implementó el año pasado, fue bastante exitosa. De manera preventiva, estamos definiendo los episodios críticos mirando las concentraciones en material particulado fino. En el 2014, Santiago fue decretado saturado por MP 2,5 y eso nos permite declarar la alerta sanitaria”. 

Para este año además vuelven los llamados ejes ambientales, los que en esta oportunidad serán seis. 

De esta manera a los que operaron en 2015 en las avenidas San Diego, San Pablo, Independencia, Los Leones y Nataniel Cox; se sumará uno más el que se está definiendo entre Gran Avenida, Pajaritos, Amunategui, Santa Rosa, Tobalaba, Bilbao, Recoleta, avenida La Paz y Echeverría. 

Cabe mencionar que a partir del 2017, el nuevo plan dispone la restricción permanente para todos los vehículos con o sin convertidor catalítico, fabricados hasta septiembre de 2011 con dos dígitos, en los días con preemergencia, y con cuatro dígitos en los días de alerta. 

PUB/NL