El Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, visitó la planta de energía fotovoltaica Finis Terrae de la empresa ENEL Green Power Chile, la cual cuenta con más de medio millón de paneles solares instalados en un terreno fiscal entregado en concesión onerosa por la Secretaría de Estado. Según la compañía, será la central con la fuerza del sol más grande de América del Sur.

“Se trata del parque solar con la mayor capacidad instalada en el país”, indicó el Secretario de Estado, agregando que se encuentra emplazado en terreno fiscal de 576,8 hectáreas, que fue entregado en concesión de uso de largo plazo por el Ministerio de Bienes Nacionales, suscribiéndose los respectivos contratos concesionales el 6 de agosto de 2014. 

“Su construcción es un significativo paso adelante en consolidar el liderazgo mundial de Chile en materia de crecimiento de la inversión en energías renovables y respecto del peso de las energías renovables en la matriz energética del país”, afirmó.

Bajo el impacto de un fuerte sol, el Ministro Osorio recorrió la planta, acompañado por el Seremi de Bienes Nacionales Arnaldo Gómez, y un equipo de la empresa ENEL integrando por el Gerente de Construcción, Jorge Riquelme; el Gerente de Comunicaciones, Jorge Salamanca; el Gerente de Sitio, Sebastián Gutiérrez; y los responsables de ordenamiento territorial Angelica Steinert y Enrique Cortesi. 

El parque fotovoltaico Finis Terrae, ubicado en la comuna de María Elena, en la Región de Antofagasta y a unos 1.300 kilómetros al norte de Santiago, tiene una capacidad instalada de 160MW y puede generar más de 400 GWh al año, equivalentes a las necesidades de consumo anuales de más de 200 mil hogares chilenos, “evitando de este modo la emisión a la atmosfera de más de 198.000 toneladades de CO2 al año”, subrayó el Ministro Osorio.

Para su construcción, la inversión llegó a cerca de 270 millones de dólares. El proceso de levantamiento de la planta se inició hace poco más de un año y las obras ya se encuentran a un paso de concluir definitivamente. Hace siete meses, la energía generada se inyecta al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING). 

El parque cuenta con un total de 668.160 módulos solares de 240 Wp cada uno, los cuales se encuentran instalados sobre seguidores, agrupados en 180 paneles por cada seguidor, con un total de 3.712 seguidores. Todo ello dispuesto para un mejor aprovechamiento de la radiación a lo largo de la trayectoria del sol. Los paneles están compuestos por vidrio (82%), aluminio (12%), silicio (2%) y otros materiales (4%).

PUB/VJ