El Juzgado de Familia de Ancud definió en la audiencia que el carabinero, José Luis Paredes, quien se hizo conocido en 2013 por fugarse con la niña de la que estaba a cargo en su calidad de “guardador”, podrá adoptar legalmente a la niña tras tres años de intensa batalla legal.

El caso fue asumido por abogadas de Fundación Pro Bono, Alejandra Mercado y Marianela Villarroel y la decisión del tribunal permite a Paredes, junto a su esposa Jocelyn Bahamonde, puedan asumir la paternidad completa de Monserrat, a quien cuidaron desde los 10 meses.

El carabinero José Luis Paredes junto a su pareja, eran guardadores, y luego de recibir a Monserrat nace la intención de adoptarla, pero la ley no lo permitía.

La normativa impide que  los “guardadores” se queden con los niños o niñas que cuidan, y, además, la pareja, en ese minuto, no cumplía con los requisitos para adoptar.

PUB/NL