Personal del Servicio de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros desbarató una estafa al detectar dispositivos de clonación de tarjetas de crédito instalados en el cajero automático de un supermercado en el balneario de Quintero. 

El hecho se llevo a cabo en el supermercado Unimarc ubicado en el número 2680 de la calle Normadie de esa comuna, sin que aún haya claridad respecto del tiempo que el ilegal sistema capturador de datos llevaba instalado y funcionando en el dispensador de dinero. 

Se trataba de dos dispositivos clonadores: un lector de claves en el teclado de cajero y un lector de barra magnética en la ranura de la tarjeta. 

Luego del hallazgo, y por instrucción de la Fiscalía, el Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) se hizo cargo de la investigación, destinada a ubicar a los responsables del hecho delictual. 

En el lugar, la policía uniformada aprovechó para entregar recomendaciones a los guardias del supermercado y el público en general acerca de cómo detectar ese tipo de dispositivos.