Un nuevo modelo de robo fue detectado por Carabineros, luego que personal de la Dirección de Investigación Criminal a través de la Sección de Encargos y Búsquedas de Vehículos (SEBV) detuviera en el estacionamiento de un Centro Comercial del sector oriente a un sujeto que portaba un inhibidor de cierres centralizados de vehículos.

El método por el que fue detenido Sergio Olguín de 32 años, quien posee antecedentes por robos de vehículos y porte de instrumentos para cometer delitos, consiste en utilizar un “inhibidor de cierres centralizados”, dispositivo que permite bloquear las señales del control remoto utilizado para asegura los vehículos.

El teniente Óscar Valdés de la Dirección Criminal-SEBV, explicó a Publimetro que “este inhibidor tendría que en primer lugar captar la señal del dispositivo que desea bloquear o la frecuencia con la que trabaja y captando esto logra inhibir la señal por lo tanto, las personas cuando generalmente se bajan del vehículo y apretan el comando para que el vehículo se cierre, ellos apretan el inhibidor para que el vehículo quede abierto, bloqueando la señal”. Así, la persona piensa que se cerró y es la oportunidad que usa el delincuente para sustraer las especies que se encuentra al interior”.

El uniformado relató que si bien este es el primer aparto que descubren operando en el país, Carabineros estaba en antecedentes de su uso en Europa y en países vecinos como Argentina.

“Nosotros ya la teníamos registrada como una de las posibilidades que se podrían llegar a presentar como patrón delictual, sin embargo este es el primer registro que tenemos de este tipo de ilícito en el país”, dijo.

El teniente Valdés agregó que espera que no se transforme una tendencia por la dificultad que tiene en su uso. “El producto tiene que ser sincronizado con los diferentes tipos de dispositivos del cierre de los autos y el delincuente siempre va a optar por lo que es el costo beneficio, comprar los dispositivos, sincronizarlo, y esperar el momento oportuno es una cuestión que los delincuentes a nuestro juicio no están dispuestos a hacer porque el delincuente chileno prefiere tomar una piedra romper el vidrio, sacar las cosas y salir corriendo”.

Sin embargo, el uniformado recomendó a los dueños de automóviles que la mejor forma para evitar ser víctima de este tipo de delitos es “cuando yo cierre mi vehículo con el sistema de cierre centralizado y la activación de alarma tengo que verificar que el vehículo cerró, porque muchas personas que hace, mientras van caminando cierran desde lejos. Hay que darse el tiempo de verificar que todas las puertas quedaron cerradas”.

El aparato para inhibir la señal de cierres centralizados, es un artefacto ampliamente utilizado en Argentina. Durante el 2015 los automovilistas trasandinos se vieron afectados por una ola de robos con estos aparatos que pesan cerca de 300 gramos y no tienen un costo mayor a los $13 mil al otro lado de la cordillera.

PUB/NL