Carabineros dio con el paradero de siete individuos involucrados en la destrucción del Cristo perteneciente a la iglesia de la Gratitud Nacional, instalación religiosa que fue saqueada al término de una marcha estudiantil el pasado 9 de junio en Santiago. 

Los detenidos son todos hombres, siendo cuatro de ellos menores de edad y la investigación fue liderada por la Dirección Nacional de Inteligencia de Carabineros. 

Los sujetos ingresaron por una puerta lateral a la iglesia, ubicada en Ricardo Cumming y Alameda, saquearon un velatorio y sustrajeron la imagen, la cual posteriormente llevaron a la calle y destrozaron. 

El hecho, que además marcó el debut de Mario Fernández como ministro del Interior, provocó rechazo generalizado y promovió a que la Iglesia Católica realizara dos misas de desagravio: una encabezada por el Arzobispo de Santiago cardenal Ricardo Ezzati y otra -que además contó con la presencia de los dirigentes estudiantiles- liderada por el párroco Mariano Puga. 

El pasado jueves un grupo de encapuchados intentó repetir el hecho y atacaron con bombas molotov una de las puertas de la Iglesia.

PUB/SVM