El ingeniero Jaime Anguita estaría confeso de ser el autor intelectual del asesinato de su esposa, Viviana Haeger, para el cual habría contratado a un sicario que también fue detenido por la PDI.

Según informó Sergio Coronado, abogado de la familia de la víctima, las detenciones se produjeron gracias a una información reservada que proporcionó una persona que se encuentra en prisión preventiva.

De acuerdo a los primeros antecedentes policiales, Anguita fue detenido por la Brigada de Homicidios de Osorno en su casa de Puerto Varas, donde ocurrieron los hechos, en tanto que su cómplice cayó en Puerto Montt.

Ambos concurrirán hoy a mediodía al control de detención, Anguita en Puerto Varas y el presunto sicario en Puerto Montt. Al parecer, la fiscalía pedirá la ampliación de la detención y realizaría la formalización de cargos el jueves.

El caso se remonta al 29 de junio de 2010, cuando se reportó la desaparición de la contadora Viviana Haeger. Su cadáver fue encontrado casi dos meses después en el entretecho de su casa en Puerto Varas.

El hallazgo despertó profunda extrañeza, ya que la policía había revisado la casa y los alrededores exhaustivamente, sin encontrar el cuerpo de Viviana Haerger.

En junio de este año, un peritaje a los restos de la contadora arrojó que su muerte se produjo por asfixia provocada por terceros. La mujer tenía 42 años al momento de su deceso.

Anguita negó permanentemente su participación en la desaparición y muerte de su esposa, pero tras su detención estaría confeso.

Al parecer habría encargado el crimen por celos. Al momento del crimen, la relación entre ambos era pésima.

PUB/CM