Confeso se encuentra el joven de 18 años identificado como Brian Melian Villagra, responsable de los disparos que causaron la muerte del futbolista de 23 años, Leopoldo Osores Pérez, la madrugada del domingo en los estacionamientos de la discoteque Don Omar, en la comuna de Maipú.

Según relató el comisario de la Brigada de Homicidios de la PDI, Rodrigo Morales, los hechos se habrían originado por un altercado entre la víctima y el victimario al interior del recinto.

“El altercado se originó por rencillas anteriores que estos mantenían y una vez a la salida de esta fiesta, en el sector de los estacionamientos, se provoca un nuevo altercado entre ambas personas siendo el autor quien extrae desde sus vestimentas un arma de fuego y quien le dispara a la víctima provocándole la muerte en el lugar”, relató el comisario.  

“Hay testimonios y evidencia científica que vinculan al imputado con el suceso”, agregó el efectivo.

Según trascendió la pelea se habría registrado entre el deportista y el hermano de su polola, con quien no mantenían una buena relación.

Osores estaba junto a sus amigos en la discoteque para celebrar el contrato que había firmado para jugar en China.

El imputado disparó en más de treinta oportunidades contra la víctima, una de las cuales le dio en el tórax causándole la muerte.

El autor de los disparos fue entregado a la PDI por el futbolista Francisco Huaiquipán, quien llevó hasta el recinto a su hijo y a un amigo por su responsabilidad en el hecho. Este último resultó ser el autor de los disparos.

PUB/NL