Chile presenta un aumento significativo de la población diabética, esto según estudios la Federación Internacional de Diabetes (IDF). El aumento ha sido de tal magnitud que la cifra de personas que sufren de esta condición se duplicó en comparación a los números de hace una década. Hasta el año 2014 un 11,9 por ciento de los chilenos padecía de diabetes, cifra que corresponde al doble del 2004. Los números siguen aumentando.

Según el Ministerio de Salud la prevención es vital para evitar esta enfermedades como la diabetes tipo 2. Como medidas para evitar esta enfermedad se plantea llevar una alimentación sana y practicar ejercicio con frecuencia.

Ranking

Nuestro país es el segundo país con mayor porcentaje de población diabética en Latinoamérica. El primer lugar es ocupado por México, con un 12,63 por ciento. Según la Asociación de Diabéticos de Chile (Adich) todos los años aumentan los pacientes con diabetes tipo 2 y que los casos se asocian con obesidad y sobrepeso. El sedentarismo sigue aumentando en nuestro país, así como también los índices de obesidad.  Una mala alimentación y la falta de actividad física, serían algunos de los factores que están enfermando a nuestra población. La obesidad es considerada una epidemia mundial.

Hay que dejar en claro que existen varios tipos de diabetes, como: la diabetes tipo 1, tipo 2 y la diabetes gestacional. El origen de la diabetes tipo 1 aún no está claro al cien por ciento, pero diversos estudios científicos concuerdan con que estarían relacionados con factores genéticos y hereditarios. Aunque la diabetes tipo 1 puede desarrollarse en adultos, se caracteriza porque tiene mayor incidencia entre los jóvenes y los niños. En este tipo de diabetes, el propio sistema inmunitario del paciente produce una destrucción de las células beta del páncreas, lo que origina una deficiencia total de insulina.

En el caso de la diabetes tipo 2, ésta puede afectar a personas de cualquier edad, incluso niños, pero se desarrolla con mayor frecuencia en personas adultas y mayores. La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 pueden producir insulina, pero no en las cantidades suficientes que el organismo necesita para su correcto funcionamiento. A diferencia de la diabetes tipo 1, ésta si se puede prevenir.

La diabetes gestacional se produce exclusivamente durante el embarazo debido de la alimentación alta en calorías y azúcares de la madre. Esto afecta al bebé quien al momento de nacer será diagnosticado. Sin embargo, es una condición que con un diagnóstico certero, puede ser evitada.

A través de distintas campañas que promueven la actividad física y la correcta alimentación, se espera que estas cifras disminuyan. La recomendación del Ministerio de Salud es que las personas se realicen controles médicos preventivos, eviten la vida sedentaria y disminuyan el consumo de comida chatarra y azúcares.