Un proyecto de ley que establece sanciones para quienes ejecuten rayados y grafitis realizados en lugares públicos y privados, que no hayan sido autorizados, es lo que está impulsado la diputada de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Claudia Nogueira.

La legisladora explicó que “esta iniciativa busca sancionar a quienes mediante carteles, avisos u otros medios impresos, o sirviéndose de pintura de cualquier tipo, procediera a la fijación de mensajes, firmas, rayados, dibujos, u otras figuras y expresiones, en bienes muebles o inmuebles ya sean públicos o privados, sin contar con autorización”.

Asimismo, agregó que “en caso de tratarse de mensajes, dibujos u otros que promuevan la discriminación por razones ideológicas, políticas, religiosas; nacionalidad, raza, etnia o grupos sociales; sexo, orientación sexual, identidad de género, edad, filiación, apariencia personal o la enfermedad o discapacidad, las penas se agravaran”.

En concreto, la diputada UDI, subrayó que el fin último de la presentación de este proyecto de ley es otorgar protección a los bienes patrimoniales a nivel nacional, esto agregó porque “muchos monumentos declarados incluso patrimonio de la humanidad, han sido afectados”.

Y, en el caso de que sea un patrimonio el dañado, indicó la diputada Claudia Nogueira, las penas serán más duras, recibiendo, quienes sean sorprendidos, reclusión menor en su grado medio a máximo, una multa de 30 a 60 UTM (1 millón 200 mil a 2 millones 500 mil) e reclusión menor en su grado medio a máximo y multa de 30 a 60 unidades tributarias mensuales (1 millón 200 mil a 2 millones 500 mil).

La idea, finalizó Nogueira, es “proteger nuestras ciudades de quienes por el simple gusto ensucian con rayados, símbolos y otros que en nada nos aportan como sociedad”.

PUB/JLM