El presidente de la comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones de la Cámara de Diputados,  Ramón Farías, respaldó las críticas que han realizado algunos músicos a la campaña del tren subterráneo "Música a un Metro", c atalogando como una falta grave a la libertad de expresión parte del reglamento de la iniciativa, la cual busca contar en agosto con un equipo de 40 músicos en 20 puntos de la red.

Dentro de las bases del programa “Música a un Metro”, se establece que “el músico se compromete a no usar su interpretación como herramienta de causas políticas, sociales, ambientales, religiosas, o de cualquier otra índole de carácter activista”. Frente a esto, el diputado hace un llamado a la empresa a revisar las reglas del concurso, puesto que si bien están en todo su derecho de exigir un estándar de calidad, “no es admisible que se les restringa un pensamiento político o religioso dentro de su calidad de artistas, donde deberían tener todas las libertades para poder cantar sobre los temas que les parezcan pertinentes”.

El parlamentario agregó que "la historia de la música chilena y del resto del mundo están basadas en ideologías, hermosas canciones tienen muchas veces trasfondos políticos, religiosos, de crítica social y experiencias personales. Es irrisorio que Metro pretenda vetar a todos los artistas por la forma de crear su música”, 

Farías añade que reconocidos artistas como Los Prisioneros, Anita Tijoux, Nano Stern, Los Jaivas y muchos otros, han llevado adelante sus carreras con letras de lucha social y críticas hacia los estados del poder, añadiendo que “dudo mucho que Metro censuraría a cualquiera de estos artistas y se privara de tenerlos tocando en sus recorridos”.

El presidente de la comisión de Cultura concluye enfatizando que realizará un oficio a la empresa de transporte, con el fin de que la cláusula dentro del reglamento del concurso sea eliminada, logrando de este modo “respetar la libertad de expresión de todos los chilenos y chilenas”. 

PUB / DIG