Diversas reacciones ha generado en el mundo político la detención del ex comandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre, quien será sometido a proceso como presunto cómplice de crímenes en el caso Caravana de la Muerte.

La responsabilidad que tendría el general del "nunca más" en los asesinatos y vejaciones cometidas contra 15 personas al interior del regimiento Arica de La Serena en 1973, han sido investigadas por el magistrado Mario Carroza, quien juzgará a Cheyre junto a otras seis personas. 

El hecho que fue reconocido por el abogado de DD.HH. y actual diputado comunista Hugo Gutiérrez, quien señaló a Publimetro que el arresto fue "una decisión largamente esperada por el movimiento de Derechos Humanos". 

Gutiérrez señaló al ex presidente Ricardo Lagos Escobar como responsable por designar como comandante en jefe del Ejército a una persona involucrada en hechos de lesa humanidad. "Él no sólo designó a esta persona, sino que también ayudó a construir el mito del general del 'nunca más', cosa que era evidentemente un engaño a la ciudadanía", afirmó. 

Para el diputado UDI Ignacio Urrutia, Cheyre "está cosechando lo que sembró". "Él no se comportó muy bien cuando fue Comandante del Ejército y aquí está recibiendo la recompensa de la izquierda", agregó.

Urrutia, quien se ha mostrado como un férreo defensor de la dictadura mlitar, no dudó en cuestionar la actitud de la Justicia, y argumentó que la Caravana de la Muerte corresponde a "hechos que ocurrieron y que están cubiertos por la Ley de Amnistía y lamentablemente en este país no se respeta ese tipo de leyes que fueron dictadas en el pasado". 

Por último advirtió que "todos se llenan la boca hablandon de reconciliación y acá lo que está pasando es venganza pura". 

PUB/SVM