Durante esta jornada, el diputado RN, integrante de la comisión de Transportes de la Cámara, Leopoldo Pérez, se presentó en la Contraloría General de la República para solicitar que se realice una investigación al proceso de licitación y ejecución de la modernización de 35 trenes NS74 de Metro de Santiago, los que habrían sido adjudicados por un monto de US$191 millones en primera instancia, aunque luego se habría ampliado el monto a US$314 millones, según los antecedentes que entregó Pérez. 

A juicio del parlamentario "la información es grave y preocupante", por lo que exige que "se investigue  para aclarar dudas, ya que podría haber un mal uso de los recursos". Por ello, "utilizaremos todas las instancias disponibles para que se siga a fondo el proceso de licitación y ejecución”, acotó. 

Sobre el cambio de contrato, que implicó un considerable aumento en la suma, el integrante de la comisión de Transportes dijo que “en este caso, al enfrentarse a un nuevo escenario, cabe preguntarse: ¿negoció Metro bajo presión? La situación es compleja, dado el estado financiero de la empresa estatal, que no puede farrearse 122 millones de dólares”.

Cómo afecta esto a los usuarios

Condultado si esto podría afectar a los usuarios del sistema, Pérez reflexionó que “espero que el costo económico de las decisiones que toman quienes dirigen las empresas estatales no sea asumido por los usuarios. La gente está cansada de que este tipo de cosas sigan sucediendo, por eso es importante que todas las dudas sean aclaradas”.

Por último, el parlamentario recordó que “Metro no se arruga en subirle el pasaje a los usuarios, justificando un beneficio a los adultos mayores; sin embargo, está siendo cuestionado por el procedimiento en un millonario proceso de licitación que ya está en ejecución”.

PUB / DIG