Como el peor año desde el retorno de la democracia calificó al año 2015 el diputado Jorge Tarud (PPD), “al constatar la más absoluta desconfianza de la ciudadanía en las instituciones de la República”. 

“Según las encuestas el 72 por ciento de los chilenos y chilenas no se sienten identificadas con ningún sector político y solo una minoría respalda a la Nueva Mayoría y a Chile Vamos. Los actos de corrupción y los actos oscuros, ilegítimos e ilícitos ocurridos durante el 2015 lo calificaría como el peor año desde el retorno de la democracia”, afirmó el diputado. 

En ese sentido, el parlamentario agregó que “los ciudadanos cuestionan al Gobierno, al Parlamento, a los empresarios, a la Iglesia, a los militares y, como guinda de la torta, a dirigentes del fútbol. En consecuencia, esto debilita nuestra democracia y le abre campo para el surgimiento de liderazgos populistas que pueden conducir al país por un muy mal camino”. 

“Durante este año la política se trasladó a las fiscalías, asimismo, vimos como poderosos empresarios se coludieron para estafar a los chilenos. En consecuencia, es evidente la enorme decepción que existe en la ciudadanía, la que ya no cree en casi nadie”, manifestó. 

Es por ello, que Tarud señaló que “todos debemos emprender una postura concreta y firme frente a la corrupción. Si bien hemos hecho modificaciones para endurecer y castigar a quienes hacen trampa en las elecciones, la ciudadanía iniciará un proceso de recuperar confianzas en el mundo público solo conociendo toda la verdad de los hechos de corrupción acontecidos y, al mismo tiempo, cuando los responsables sean sancionados”. 

Siguiendo con el balance anual, el diputado del PPD indicó “dentro de lo positivo de este año está la aprobación en el presupuesto para que 180 mil estudiantes de familias vulnerables puedan estudiar gratis a partir de 2016, dando así el punta pie inicial para que en los próximos 3 años la gratuidad llegue a la casi totalidad de los alumnos más vulnerables”. 

Finalmente, el legislador dijo “la verdad sea dicha es que la única alegría que tuvimos los chilenos durante el 2015 fue el triunfo de la Roja convirtiendo a Chile en campeón de América”. 

PUB/VJ