La reforma constitucional que dispone la elección popular de intendentes fue aprobada en general por 83 votos a favor, 7 en contra y 22 abstenciones, y retornó al Senado para que se ratifiquen los cambios introducidos por los diputados. 

La iniciativa crea en la Constitución la figura del gobernador regional, a cargo de presidir el consejo regional y las demás funciones y atribuciones que la ley le otorga. Esta autoridad será elegida conjuntamente con los consejeros regionales, por sufragio universal, en votación directa. Será electo el candidato a gobernador regional quien obtenga el cuarenta por ciento de los votos válidamente emitidos. Durará en el cargo 4 años, pudiendo ser reelegido consecutivamente solo por un período. 

También se regula el caso de una eventual segunda vuelta, las situaciones de vacancia en el cargo y determina que la ley establecerá las causales de inhabilidad, incompatibilidad, subrogación y cesación del cargo de gobernador regional. Además, especifica que una vez al año el gobernador regional dará cuenta pública del estado administrativo y político de la región ante el consejo regional. 

En tanto, el Presidente de la República tendrá la atribución de nombrar y remover a su voluntad a los secretarios regionales presidenciales y secretarios provinciales presidenciales, quienes vienen a reemplazar a los actuales intendentes y gobernadores, como figura del Ejecutivo en cada región. 

La primera elección por sufragio universal en votación directa de gobernadores regionales se verificará en la oportunidad que determine la ley si es que pasa su trámite en el Senado. 

PUB/CM