Diputados bolivianos del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) se reunirán el próximo lunes en la zona del Silala para "sentar soberanía" sobre las aguas de esa región fronteriza, que son objeto de disputa con Chile.

La jefa de bancada de la colectividad para el departamento de Potosí, Rosa Álvarez, anunció la celebración de un acto reivindicativo para "sentar la soberanía" de las aguas del Silala, que Bolivia reclama como propias con la tesis de que nacen de manantiales en su territorio.

Bolivia declaró en marzo su intención de demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por un supuesto uso ilegítimo de las aguas del Silala, el cual la primera nación considera un río de cauce internacional.

Esas aguas están canalizadas hacia Chile de manera artificial en virtud de un convenio para su uso privado por una empresa minera en 1908.

El gobierno nacional se adelantó a la querella boliviana y presentó en junio otra demanda ante la CIJ sobre el mismo asunto, para pedir que este organismo dictamine si las aguas del Silala son manantiales bolivianos o un río de cauce internacional.

El subjefe de la bancada potosina del MAS, Pablo Berríos, explicó a Efe que "entre cuarenta y cincuenta" diputados y senadores de su partido visitarán la zona, donde tendrá lugar la reunión de bancada de los representantes de Potosí.

Los asambleístas consensuarán y concretarán en ese encuentro acciones políticas en lo relativo a la disputa sobre el uso de las aguas.

El programa para este lunes, que comenzará a las 06:00 horas, incluye rituales indígenas, canto de himnos y una ponencia histórica sobre el Silala.

PUB/CM