Desde la Nueva Mayoría no han recibido de buena manera la propuesta de reajuste del sueldo mínimo que presentó el Ejecutivo. El aumento de $10.000, desde los 250 a 260 mil, fue considerada "insuficiente" por algunos legisladores del oficialismo, quienes, sin embargo, admiten que el escenario económico para el país hace complejo un alza mayor. 

"Entiendo que estamos en una situación económica difícil, sin embargo, debo decir que hubiese querido una propuesta a 2 años con incrementos semestrales”, afirmó el el diputado Osvaldo Andrade (PS).

Sin embargo, para el presidente de la Cámara Baja es entendible la posición del Gobierno dada la compleja situación macroeconómica que vive el país.  "Hay pocas opciones de mejorar la propuesta y me parece una pena", agregó. 

Más crítico fue el diputado Marcos Espinoza (PRSD), quien cuestionó la falta de reflexión que hace la clase política sobre las familias y trabajadores que deben vivir con estos sueldos. "Está claro que ninguna de las cifras que podamos acordar ahora serán suficientes, pero no podemos presentarnos en la recta final de la segunda década del siglo XXI con un salario menor a los 300 mil pesos”, indicó. 

Lautaro Carmona (PC), miembro de la Comisión de Trabajo, reconoció que no era el número que espeperaban, y advirtió que "no hay nada más directamente incidente y vinculante en una medida contracíclica, reactivadora, que no sea potenciar la demanda a nivel del mercado nacional".

La propuesta comenzó a ser discutido este martes en comisión desde donde debe pasar a votación en sala y concluir su tramitación en el Senado. 

PUB/SVM