Polémica ha generado la decisión del Congreso de suspender sus actividades parlamentarias para asistir íntegramente a las ceremonias de homenaje de Estado para el fallecido ex presidente Patricio Aylwin Azocar. 

Quien abrió los fuegos fue el diputado de Renovación Nacional Leopoldo Pérez, quien vía Twitter calificó la decisión de "vergonzosa y pésima señal".

"Todo ex presidente merece nuestro respeto. Pero duelo nacional no implica que diputados dejemos de trabajar dos días", declaró el diputado en la red social. 

Desde el Parlamento se indicó a Publimetro que esta medida se tomó a raíz del pedido de la Democracia Cristiana para estar presente en la despedida del ex mandatario, y una vez propuesta fue apoyada unánimemente por las bancadas de todos los sectores políticos. 

Es por la naturaleza de este pacto que el presidente de la Cámara de Diputados Osvaldo Andrade, críticó la postura del legislador de oposición, calificando la misma de "impropia" e "injusta con su bancada". 

"Hay lealtades que hay que cumplir en política. Una mínima es ser leal con su propia bancada", indicó. 

A su vez, la diputada de RN Marcela Sabat, lamento muchísimo las palabras de su correligionario, y aseguró que en esta circunstancia "es más importante enviar una señal de unidad en el país" que legislar.

"Hay un sentimiento republicano importante en el país en el que estamos reviviendo un proceso que le tocó liderar al expresidente Aylwin, y hoy hacemos honor a su fe y su legado", afirmó.

El acuerdo entre las diferentes bancadas, materializado a través del oficio Nº12.488, señala la suspensión de las sesión ordinaria de los días miércoles 20 y jueves 21, trasladando esta última al lunes 2 de mayo, a partir de las 18 horas. Mientras que las comisiones de ambos días fueron canceladas sin ser recalendarizadas. 

PUB/SVM