Una doble sesión se registró este fin de semana en pleno Salar de Atacama. La Comisión de Minería y la Comisión Investigadora del Litio se constituyeron en esta zona para analizar los métodos de extracción que desarrollan las dos principales empresas que trabajan en faenas: SQM y Rockwood. 

Marcos Espinosa, diputado e integrante de la Comisión de Minería, afirmó que se trató de una instancia para ver en terreno el trabajo de ambas empresas y cómo finalmente llevan a cabo la extracción del mineral no metálico y cuáles son las consecuencias en el medio ambiente. 

“Está claro que ambas firmas están incumpliendo normas respecto del uso de agua para la extracción del litio. Hay normas bien establecidas al respecto que, de respetarse, no generarían los problemas ambientales que hoy tenemos en el Salar de Atacama”, dijo. 

En efecto, estudios científicos del Ministerio de Medio Ambiente han establecido que el agua en el Salar de Atacama está técnicamente agotada, demostrando un uso abusivo del elemento para materias de faena minera. 

 

PUB/CM