Son cerca de 76.342 las personas que registran deudas con el Fondo de Crédito Solidario que entregan las universidades que se encuentran dentro del Consejo de Rectores. Entre todos suman $533 millones por pagar. Y entre quienes figuran en este registro se encuentra senadores, diputados e intendentes. 

Una de las autoridades que figura en ese registro es el alcalde de Frutillar, Ramón Espinoza (PS), quien tendría una deuda de $45 millones con la Universidad de Valparaíso. 

“Me he preocupado de averiguar el tema y estoy viendo el tema con un equipo de abogados sobre las dos universidades. No sé cuánto me voy a demorar, pero estoy en eso”, dijo a El Mercurio, medio al cual dejó entrever que debe dineros a dos planteles. 

Entre otras personas que figuran como deudores se encuentran Jaime González (PS), alcalde de San Vicente de Tagua Tagua,con una deuda de $3,9 millones a la Universidad Católica de la Santísima Concepción y con $49,5 millones a la Universidad de la Frontera.

También aparecen nombres como el de los diputados Christian Urízar (PS), con $22,5 millones de dudas a la Universidad Católica de Valparaíso y Loreto Carvajal (PPD), con $3,5 millones que debe a la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

En el mismo registro se encuentran el intendente de Atacama, Miguel Vargas, con $9,6 millones a la U de La Serena, el gobernador de la provincia del Tamarugal, Claudio Vila, con $481 mil de deuda al Universidad de Tarapacá y el Intendente de Antofagasta, Valentín Volta, con una deuda de sólo $19.330. 

Todos ellos evitaron referirse a la materia, salvo Volta, quien declaró que “eso está súper pagado. De hecho, no aparezco en ni en Dicom por lo mismo” pese a que la Universidad de Tarapacá todavía indica que sí hay deuda.

Cabe mencionar que la deuda por el Fondo Solidario no caduca e incluso, genera una multa de un 1$ por sobre el monto de multa, cuando hay retrasos. 

PUB/JLM