Los diputados Jorge Tarud (PPD) y José Manuel Edwards (RN) calificaron como “contradictorias” las declaraciones del canciller, Heraldo Muñoz, quien descartó que la Cancillería tenga competencias para investigar el caso del jet privado usado por Marco Enríquez-Ominami.

Lo anterior, ante la solicitud de ambos parlamentarios para que se instruyera al embajador de Chile en Brasil, Jaime Gazmuri, a recabar información sobre el tema.

“En primer lugar, la postura del Ministerio de Relaciones Exteriores, es contradictoria con las palabras del vocero del gobierno, que señaló el día anterior que éste era un hecho muy grave.  La primera obligación de un embajador con experiencia cuando sucede un tema relacionado con el país es indagar e informarse con las fuentes precisas para informar a su gobierno, es la tarea fundamental que tiene que cumplir un embajador”, afirmó el diputado Tarud.

El parlamentario añadió que “realmente no entiendo ese tipo de posición que ha adoptado el ministro Muñoz. La Cancillería no puede obviar un hecho tan grave”.

“Quiero precisar además que nosotros no estamos pidiendo ninguna gestión de tipo judicial, aquí se trata de un tema netamente político. Chile tiene que indagar el por qué una empresa acusada de corrupción en Brasil ha financiado a un candidato presidencial chileno, y esa es una información que no se puede obviar”, aseguró el legislador.

Por su parte, el diputado José Manuel Edwards lamentó la postura que ha tenido el Canciller, “ya que en los hechos al exigir un exhorto judicial está bloqueando la posibilidad de conocer la verdad. Los embajadores tienen contactos al más alto nivel, por lo tanto, tienen acceso a la información”.

“Lamentablemente si no contamos con esos datos, la única información que tendremos será la entregada por la prensa”, concluyó el diputado de Renovación Nacional.

PUB/CM