Los diputados miembros de la comisión de Relaciones Exteriores, Jorge Tarud (PPD), José Manuel Edwards (RN) y Andrea Molina (UDI), rechazaron en forma categórica las declaraciones del jurista español y abogado de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Remiro Brotons, quien señaló que las demanda entre Chile y Bolivia podrían solventarse mediante una negociación.

Al respecto, el diputado Jorge Tarud indicó, “cuando el jefe de los abogados de Bolivia habla y da una señal de que ellos estiman que hay que negociar con Chile, vemos claramente las intenciones que desde un principio ha tenido el gobierno de Bolivia, demandar a Chile para presionarlo a negociar su propio territorio, esa es la causal concreta que hoy día estamos viendo y que ha revelado el señor Brotons”.

En ese sentido, el parlamentario señaló “nosotros rechazamos en forma categórica esta situación, porque si ellos fueron a La Haya y están viendo que sus aspiraciones no van a ser tales y que no van a tener ningún resultado positivo, hay que continuar en La Haya y no sentarse a negociar”.

El legislador del PPD aseguró que nuestro país, “no tiene nada que negociar con Bolivia”. “Ningún país del mundo se sienta a negociar su propio territorio. Por lo tanto, que el señor Brotons lo entienda bien, ellos optaron por el camino judicial, nosotros teníamos el camino del diálogo, pero ellos cerraron el diálogo y nos demandaron. En consecuencia, Chile no va a aceptar ese tipo de presiones, como lo están insinuando en forma muy clara y categórica”.

En la misma línea, el diputado de Renovación Nacional, José Manuel Edwards, señaló “esta propuesta es una trampa y es una trampa precisamente porque en el pasado nos hemos sentado a negociar y hoy día él nos pide negociar para quizás en el futuro demandarnos por los supuestos derechos adquiridos o derivados del hecho de que nosotros hayamos negociado con ellos. Nos parece que es una mala política”.

Y agregó, “si el gobierno de Morales quiere negociar, que lo diga el señor Morales y que ponga las cartas sobre la mesa y nos diga qué es lo que está dispuesto a ceder, qué es lo que está dispuesto a negociar. De lo contrario, más que una propuesta de negociación, es una simple trampa”.

En tanto, la diputada gremialista, Andrea Molina, fue categórica en señalar que “la actitud de Chile debe ser la misma que hemos tenido todo este tiempo, es decir, proactivos y no dejando espacio para negociación alguna. Bolivia a dicho todo lo que ha querido, ha ofendido a nuestro país en repetidas ocasiones y hoy día, entonces, tienen que seguir el camino que corresponde, que es el de la judicialización en La Haya”.

PUB/CM