En la celebración de un nuevo Día Mundial de la Tierra ¿cómo ves que la sociedad chilena aborda las problemáticas medioambientales y cuál es el compromiso real que tenemos con el cuidado del planeta?
-Hay más consciencia e interés desde el punto de vista ciudadano que desde el mundo político, que muchas veces marca la agenda de los medios. En el mundo político aún campea una visión más conservadora y temerosa de lograr cambios

¿Esto porque aún existe la visión de que se afecta a los intereses económicos del país?
-Efectivamente, porque atentan con intereses económicos que en el corto plazo podrían ser relevantes, pero que en el largo plazo es necesario modificar (…) Y esto es muy heterogéneo, porque hay autoridades que son muy favorables y otras que no, por desconocimiento o, como muestran las últimas investigaciones, definitivamente porque estaban coludidos con los empresarios y bloquean lo que estamos haciendo. Es una relación tensa y siempre cambiante.

Y en ese sentido, ¿la ciudadanía se involucra en estos temas?
-Sin duda. De hecho, el medioambiental es el movimiento social más potente del país. Por lo mismo, se hace difícil obviarlo y simplemente considerarlo como un enemigo. Somos sujetos del proceso de cambio que está viviendo el país y hoy ya no es tan fácil decir: “los hippies trasnochados de siempre”. Hay un cambio ciudadano donde nuestras madres, nuestros hermanos y nuestros amigos están empezando a adoptar conductas más sustentables. Esto está generando un cambio sistémico y está dejando en off side al empresariado añejo y la visión conservadora de desarrollo.

Greenpeace está desarrollando una plataforma que busca potenciar las redes sociales como canal de diálogo entre lo que propone la ciudadanía y lo que hace la autoridad en este ámbito. ¿De qué se trata HagamosEco.org?
-Las redes sociales son tremendamente relevantes en el escenario global actual, y lo que hemos querido hacer es tomar esa importancia para poder llegar a más personas. Esta nueva plataforma HagamosEco.org es justamente el resultado de la petición que nos hacen las personas. Ella permite que iniciativas ciudadanas puedan hacer eco en el mundo político y empresarial, produciendo cambios.

¿Cómo va a funcionar?
Se necesita ingresar a la plataforma HagamosEco.org, y ahí pinchar donde dice ‘Empezar una campaña’. Llenando un formulario, nosotros te ayudamos a inscribir una causa en la que quieras participar. La plataforma está pensada para todo tipo de causas medioambientales, siempre y cuando se encuadren en  los principios del respeto por las personas y la no violencia. Al generar una causa, el mismo sitio te ayuda a diseñarla en el sentido de cómo tienes que orientarla y a quiénes tienes que dirigirla.

¿Cuál es el llamado a la ciudadanía para conocer y aprovechar esta nueva plataforma ciudadana?
En una democracia sólida los ciudadanos alzan la voz, y las autoridades deben hacer eco de eso. Lo que queremos es que las personas se puedan conectar entre sí, organizarse y actuar en conjunto para cambiar el mundo. El llamado es a que usen estas plataformas y las redes sociales, pero las redes sociales de verdad, no sólo las digitales. Que les cuenten a sus grupos de apoyo, a sus amigos y a sus redes de contactos para comenzar desde ahí a cambiar el mundo.