El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), a través de su directora, Lorena Fries, reiteró su llamado al diálogo ante el agravamiento del conflicto intercultural que se vive en La Araucanía y regiones aledañas. 

“Estamos frente a un conflicto político grave, que requiere de respuestas políticas. Los hechos de violencia se suceden de manera que se naturalizan, agudizándose las tensiones sociales y comprometiéndose la gobernanza democrática”, dijo Lorena Fries al participar en la apertura del encuentro “Kiñe Trawun Mapuche por el Küme Mogen (Buen Vivir)”, organizado en Temuco por la Asociación de Municipalidades con Alcalde Mapuche (Amcam). 

Durante su intervención, la directora del INDH también recordó lo señalado en la “Propuesta de Diálogo” que el Instituto entregó en julio de 2014 a la Presidenta Michelle Bachelet. 

Al respecto indicó que “a pesar de los avances que desde 1990 se han realizado por reconocer y reparar la deuda histórica con los pueblos indígenas no existen acuerdos entre el Estado y los pueblos indígenas sobre temas fundamentales". 

Entre estos mencionó "el estatus del reconocimiento de estos pueblos por el ordenamiento jurídico estatal, prioridades en materia de desarrollo, derechos de participación en el estado, posibles formas de autonomía, definición de derechos sobre tierras, territorios y recursos naturales”. 

Lorena Fries además dijo que la insatisfacción de estas demandas ha propiciado situaciones de violencia y desconfianza de magnitud crítica. 

“La respuesta del Estado en estas materias ha sido insatisfactoria, no sólo para los integrantes de los pueblos indígenas, sino para propietarios, empresarios, agricultores (pequeños y medianos), poseedores y otros actores no indígenas, quienes igualmente han expresado la desazón por la situación que cotidianamente experimentan”, concluyó. 

PUB/SVM