"Nos parece lamentable que haya personas que bajo el pretexto de manifestarse públicamente cometan actos delictivos, esta vez con consecuencias trágicas como la muerte de un trabajador". 

Con estas palabras, la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries, condenó los hechos de violencia producidos en el último 21 de mayo en Valparaíso, en el marco de las manifestaciones desarrolladas mientras la Presidenta Bachelet entregaba su cuenta pública 2016 en el Congreso Nacional. 

"Las personas tienen derecho a manifestarse, y eso está garantizado por las leyes y por los tratados internacionales de derechos humanos, sin embargo, estos mismos instrumentos señalan que estas manifestaciones deben ser pacíficas", precisó Fries. 

También indicó que la muerte del trabajador municipal Eduardo Lara debe ser oportunamente investigada, para establecer responsabilidades y aplicar las sanciones que correspondan. 

"No existe justificación alguna para un hecho como este, que no sólo atenta contra la vida de una persona, lo que es gravísimo, sino que además termina dañando la imagen de agrupaciones y personas individuales que legítimamente buscan expresarse", finalizó Lorena Fries. 

PUB/VJ