La directora nacional del Sename, Marcela Labraña, y el diputado Daniel Farcas, asistieron al Séptimo Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, donde se realizó la lectura de la sentencia por el caso de Olivia, la niña de 2 años que murió el 2014 a raíz de los graves golpes causados por su padre y la conviviente.

El padre fue condenado como autor de parricidio y sentenciado a cadena perpetua simple (mínimo de 20 años de cárcel), mientras que la madrastra recibió una condena de 15 años y 1 día de presidio por el delito de homicidio calificado.

El fiscal del caso, Gustavo Ahumada, comentó que los imputados siempre sostuvieron versiones distintas y luego de estar en prisión preventiva se atribuían responsabilidad mutuamente.

“El Ministerio Público aspiraba a penas altas y el tribunal le dio la razón, dado que se trató de un maltrato infantil grave”, declaró Ahumada.

“Como servicio estamos satisfechos con la sentencia, pero nada de esto va a devolver la vida a Olivia”, afirmó la directora del Sename, institución querellante en este caso.

“Más del 53% de los recursos del Sename se ocupan en programas para reparar el maltrato infantil, y sólo durante 2015 aumentó en 18% el ingreso de niños a la red de protección por esta causa”, indicó Labraña.

Agregó que estas cifras demuestran la necesidad de una ley que reconozca este delito cuando se produce fuera del contexto familiar.

Al respecto, dijo que “hoy lo que se tipifica es el grado del golpe o moretón en la piel, y lo que queremos es sancionar el maltrato que no necesariamente deja consecuencias en el cuerpo. Si queremos crecer como país este es un tema pendiente. Los niños y niñas son el presente, no el futuro de Chile”.

Por su parte, el diputado Daniel Farcas destacó la necesidad de que en marzo el Senado apruebe el proyecto de ley contra el maltrato infantil.

“Reiteramos nuestra convicción de que la Ley Santiago, cuyo nombre hace referencia a otro niño agredido, debe ser tramitada tipificando el maltrato infantil en Chile como delito de una vez por todas, estableciendo además un registro de maltratadores”, declaró el parlamentario.

El Sename reiteró que ante cualquier sospecha de vulneraciones contra niños y niñas, se debe denunciar al 147 de Carabineros, al 134 de la PDI, o pedir orientación a la línea del servicio, al 800 730 800.

PUB / DIG