Tras la seguidilla de teorías en torno a cuál habría sido la razón del deceso de una menor de 11 años en las dependencias del Cread Galvarino del Sename, la directora de la Institución, Marcela Labraña, fue enfática en decir que esta se debería a un paro cardiorespiratorio, y no a que la pequeña hubiera sido víctima de una “carga extra de fármacos” por un tratamiento psiquiátrico, como afirmó el Presidente de la Asociación Regional Metropolitana del organismo, René Sáez a Emol.

“Hay que decir que el funcionario que dio esas declaraciones no trabaja en ese centro y no habla sobre la base de los hechos, sino de intereses laborales. La niña lamentable y dolorosamente murió por un paro Cardiorespiratorio, a raíz de un estrés postraumático y no hay ninguna otra razón. No murió por hacinamiento, ni por dosis, eso no es efectivo. Ella era una niña, que llevaba casi 3 años viviendo en esta residencia, ella no eligió hacerlo, ella llegó por estar en condiciones de riesgo vital en su propia familia, es por esa razón que ella terminó ahí. Es una niña que tenía un abuso sexual intrafamiliar y eso lo explico solamente para que se entienda el contexto, porque no es algo que nosotros acostumbremos a andar contando, es una niña que falleció. El día domingo ella estaba esperando una visita de un familiar cercano, ella tenía un estrés post traumático producto de un abuso. Eso la hizo estar bajo una terapia y un tratamiento puntual a raíz de sus vivencias”, explica a Publimetro la autoridad.

Además es clara en recordar que era una menor de 11 años, por lo que su sensibilidad era distinta. "El día domingo esperaba que la fueran a visitar y esa persona no llegó. Espero hasta el final del día, por lo que el día lunes estaba muy apenada como cualquier niña de 11 años podría estar. Lloró todo el día, estaba muy descompensada y con una fragilidad importante. Por lo mismo el personal siguió manteniendo la contención sobre ella. Aquí llegan niños abusados sexualmente, este no es el primer caso lamentablemente de este tipo, en el Sename en que llegan niños maltratados por su propia familia. Vienen con un estrés muy grande por esta situación, entonces  que no te vayan a visitar, para ella tuvo un impacto muy grande en su tratamiento. Los niños se angustian mucho y ella estuvo muy descompensada. Se tomaron todos los protocolos y contenciones que hay que hacer, acompañarla, ayudarla e este proceso de lo que significaba, hasta que ella hizo un paro cardiorespiratorio. Ahí fue la propia paramédico, que está preparada para eso, quien intentó reanimarla. Además, el equipo del sename llamó a los paramédicos de Bomberos y al centro médico más cercano, a todos los que correspondiera. Pero, no fue posible lamentablemente”, narra la autoridad nacional.

La Directora explica que Lizette, nombre de la menor, era muy querida tanto por sus pares como por el equipo del Cread Galvarino por lo que su fallecimiento ha causado un impacto muy grande. “Lamentablemente eso fue lo que pasó con la pequeña. Es duro, es fuerte, es lo que Chile no quiere ver, pero es la realidad. No existe otra razón, no hay sobredosis, ni hacinamiento, todo esto no corresponde a la realidad y es distorsionar la verdad. La verdad es triste, pero fue que ella sufrió un paro cardiorrespiratorio.  Hoy la pregunta que debemos hacernos en el país es ¿Cómo podemos evitar esto? ¿Qué estamos haciendo para proteger a los niños de abuso sexual, para que no terminen en estas condiciones? Para evitar que pase otro caso como el de esta pequeña, que no eligió estar ahí y que murió por circunstancias que van más allá de nuestro control”.

PB/MC