El militante de Revolución Democrática que renunció hace algunos unos días al Ministerio de Educación, Miguel Crispi, defendió su posición y negó que sea una traición a la Presidenta Michelle Bachelet.

“No lo hicimos. Cuando hay traición se supone que hubo un acuerdo que traicionamos, pero eso no ocurrió (...) ¿Quiénes son los que, en los momentos más críticos de la Reforma Educacional, han salido a poner los pechos a las balas? Somos nosotros, en los momentos más duros del proyecto de inclusión salimos a entregar volantes”, señaló Crispi a T13 Radio.

Asimismo, el dirigente de Revolución Democrática criticó los cuestionamientos del senador DC, Ignacio Walker, indicando que el parlamentario ha actuado como “el más desleal de los desleales”.

"Le pone la firma al programa y posteriormente se desentiende de las cosas que están ahí. Que se me diga desleal entonces Ignacio Walker es el más desleal de los desleales”, indicó Crispi.

“La piedra en el zapato del Gobierno no es la oposición, está en su coalición y no son los partidos, son figuras como Walker que han bloqueado proyectos importantes para el Gobierno”, agregó.

Respecto de su renuncia al Mineduc, el dirigente de RD explicó que “es de toda consistencia que al momento que nos constituimos como partido político, con 10.000 firmas presentadas ante el Servel, es poco consistente ocupar cargos de responsabilidad en el Gobierno”.

PUB/CM