Luego de una persecución que se inició durante la madrugada en La Cisterna y que terminó en la comuna de Santiago -tras un portonazo- la PDI detuvo a dos individuos, un adulto y un joven de 16 años.

El procedimiento partió después que una mujer denunciara que había sido víctima del robo de su vehículo por dos delincuentes que la intimidaron y la obligaron a abandonar el móvil. Los policías dieron con el automóvil en el sector de la Gran Avenida con El Parrón, y allí dieron inicio a la persecución de los sujetos.

Finalmente, en la comuna de Santiago lograron darles alcance y detenerlos, constatando que ambos individuos tienen antecedentes por delitos similares. También le encontraron en su poder elementos que supuestamente usarían en otros delitos, como pasamontañas, dos pistolas y guantes.

Los detenidos serán puestos a disposición de tribunales esta mañana para su control de detención y posterior formalización por robo con intimidación.

PUB/CM