"Nos sacamos la mugre para que vengan unos cabros chicos". Así comenzó Mariana Meneses, también llamada "Tía Mané", su relato de la noche en que un grupo de menores de edad -a bordo de motocicletas y apoyados por un vehículo- asaltaron el local nocturno "Kmasú" para robar parte de la recaudación.

Imitando el estilo de los "motochorros", los jóvenes mostraron una excesiva violencia al momento de intimidar al personal de la discoquete, para lo cual utilizaron armas de fuego.

Según consignó el noticiario Chilevisión Noticias, no se registraron lesionados aunque una cajera fue arrojada al suelo por los sujetos para quitarle el dinero.

Además de la recaudación los jóvenes se llevaron un celular que tenía su GPS activado, lo cual a las víctimas les permitió conocer el paradero de los asaltantes. Esta información, según su declaración, fue entregada a la policía, quienes habrían actuado con lentitud.

"Me podían haber matado por un par de pesos. Podrían haber matado a la niña a la que tiraron al suelo", también señaló la "Tía Mané".

Finalmente, reconocieron que ya les hicieron llegar datos clave para dar con los responsables del hecho, como las patentes de los vehículos involucrados.

PUB/VJ