El Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago dictó hoy duras condenas a la pareja chileno-española acusada de matar a golpes a su hija de 2 años, Olivia Silva Ledezma, en marzo de 2014 en la comuna de La Florida.

En fallo unánime, el tribunal condenó al padre de la menor, Alexandro Andrea Silva de la Jara, a la pena de presidio perpetuo simple (mínimo de 20 años de cárcel) por el parricidio consumado de su hija.

Asimismo, el tribunal condenó a Paula Fernández Crespo, de ciudadanía española, a la pena de 15 y un día de presidio, por el delito consumado del homicidio calificado de la menor. La mujer era la madrastra de la niña.

El tribunal estuvo integrado por los jueces Olga Ortega Melo (presidenta), Fernando Monsalve Figueroa y José Marinello Federici (redactor), quienes fallaron en forma unánime contra los acusados.

El fallo establece que entre los días 15 y 18 de marzo de 2014, aprovechándose de la indefensión de la menor, los acusados agredieron a la menor Olivia Valentina Silva Ledezma en el interior de su domicilio calle Pudeto 6579, departamento 1608, de la comuna de La Florida.

Los acusados la agredieron a golpes en distintas partes del cuerpo, causándole lesiones consistentes en un traumatismo cráneo encefálico y otras heridas de gravedad que fueron confirmadas en el Hospital Sótero del Río y que posteriormente le causaron la muerte.

El padre y la madrastra habían trasladado a la menor hasta este recinto hospitalario donde, tras comprobarse las lesiones atribuibles a terceros, la pareja acusó a otra persona. Sin embargo, en el transcurso de la investigación se comprobó que ellos eran los culpables.

Además del TEC, los exámenes arrojaron un traumatismo abdominal complicado con amputación de la vía biliar y del conducto pancreático y con perforación del duodeno, lesiones que derivaron en salida del contenido intestinal y en una consecuente peritonitis.

"A consecuencia de ambos traumatismos se provocó el fallecimiento de la menor, el día 26 de marzo de 2014, estableciéndose que la causa de muerte fue tanto un traumatismo abdominal complicado, como una fractura de cráneo en el hueso occipital, lesiones ambas, recientes, vitales y provocadas por la acción inequívoca de terceros", señala el fallo.

Tras conocerse el fallo, los familiares de Silva de la Jara acusaron de todo a la madrastra. La defensa del padre anunció que apelará para la nulidad del juicio.

En el transcurso de la investigación, se determinó que ambos participaron en la golpiza que le costó la vida a la menor.

PUB/AV