Según el informe desarrollado en el “Cabildo del Mar” de 2014, durante los últimos años ha existido una gran baja en la población de peces en la zona. Esto debido, en parte, a la pesca indiscriminada de barcos extranjeros, los que han afectado directamente a la pesca artesanal de la isla.

Por esta razón, diferentes organizaciones e instituciones se unieron para abordar la situación. El objetivo era definir una visión amplia de esta realidad y buscar soluciones reales a los problemas identificados generando conciencia marina dentro de la comunidad.

Conservación marina

Los problemas que se observaban en la zona, y que hasta el día de hoy siguen presentes, se relacionan principalmente con contaminación, pesca costera indiscriminada (orilla y submarina), nula fiscalización del Estado respecto a la presencia de barcos factorías, disminución de especies por falta de algas, entre otros.

Para poder trabajar sobre estos problemas e ir avanzando en soluciones junto al gobierno central, la “Mesa del Mar” (Te mau o Te Vaikava o Rapa Nui) conformada en el “Cabildo del Mar” de 2014 firmó un protocolo de acuerdo que establecía compromisos para ambas partes.

720.000 km2 de área protegida

El año 2015, en la inauguración de la Conferencia internacional “Nuestro Océano 2015”, realizada en Valparaíso, Michelle Bachelet comprometió la ampliación de las áreas marinas protegidas de Rapa Nui cubriendo cerca de 720.000 kilómetros cuadrados, lo que es comparable con la superficie total de Francia (643.801 km2). Con esto Rapa Nui se convertiría en una de las zonas marinas protegidas más grandes del mundo. 

A pesar de que la situación amenaza con desestabilizar y destruir el ecosistema de la zona de Rapa Nui, y de que el protocolo de acuerdo establecía dar solución a esta realidad durante el primer semestre de 2016, hasta la fecha la zona aún no es declarada oficialmente como protegida.