Ayer en la mañana, la agenda noticiosa se centraba en la formalización de Marco Enríquez-Ominami por el caso SQM. Sin embargo, Bachelet anunció cambio de gabinete y se tomó la agenda. Ese fue el primer error, según el analista político Roberto Munita. "Haber hecho un cambio de gabinete en ese momento, benefició a ME-O. Se entiende la urgencia de sacar a Javiera Blanco antes de las elecciones, pero esperar un día más hubiese hecho la diferencia", comenta el experto. Según Munita, la gran noticia de este cambio de gabinete, fue la salida del ministro de energía, Máximo Pacheco, para incorporarse al equipo del ex Presidente, Ricardo Lagos. "Lo de la ministra Blanco era algo que se veía venir y de hecho, fue una acción tardía. Ella debió salir hace meses. Sin embargo, la salida de Máximo Pacheco hacia el equipo de Lagos es un mensaje directo (...) La señal es muy clara: el oficialismo quiere que el candidato sea Ricardo Lagos y se la van a jugar por ello”.

Polémica anterior

Durante la semana pasada, se generó polémica por los dichos del ministro del interior, Mario Fernández, quien dijo en entrevista a Revista Capital que "La decisión a la larga va a ser entre Lagos y Piñera, lo otro es fantasía". Ante esto, la Presidenta Bachelet declaró en su momento “lo que yo le he pedido a los ministros, a todos, es que no den opiniones personales ya que pueden malentenderse por un partido de que esa es una opinión de Gobierno”.

Tomando en consideración esta polémica, y los hechos recientes, el abogado y analista político Roberto Munita, considera que "el gesto (de ceder a Pacheco) viene a reafirmar la declaración de Fernández". "Esto es una jugada clara de que el gobierno esta jugado por Lagos", comenta Munita a Publimetro, quien además considera que "con esto, los partidos salen mal, porque en los cambios no entra ninguna figura que uno diga que va a tomar el liderazgo de la Nueva Mayoría. Si hubiese entrado por ejemplo un Camilo Escalona, hubiese sido distinto". No se estaría reforzando a la coalición de izquierda, sino que puntualmente a la candidatura del ex mandatario, Ricardo Lagos.

"Aún así, Lagos sigue muy debajo de Piñera. Con los guiños que hace al partido comunista, pierde a la DC, que podría irse con Piñera y marcar la diferencia. Lagos esta haciendo las cosas bien, tener a Pacheco es sin duda un acierto, pero aun tiene varios flancos que cumplir, si quiere ganar el 2017.", concluye el analista político Roberto Munita.