El día domingo el Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, y la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, inauguraron un nuevo tramo de 2,8 kilómetros de ciclovías contemplados en el proyecto “Mapocho 42K” que busca generar un cicloparque continuo por el borde del río,  que una a la capital desde Pudahuel a Lo Barnechea.

Ambas autoridades se dieron cita nuevamente este lunes para dar cuenta esta vez de cómo las bicicletas han ido ganando terreno entre los habitantes de Santiago, tal como demostró la “Encuesta Verde para el Transporte en Santiago, que evidencia el impacto del uso del Sistema de Bicicletas Públicas y que arroja entre sus principales conclusiones que un 13% de los usuarios que utilizaban vehículos particulares para hacer su viaje antes de la creación del sistema de Bicicletas Públicas ahora prefieren realizarlo en bicicleta.

El sondeo reveló que un 40% de los usuarios de Bike Santiago dejaron de movilizarse en el transporte público y un 15% de los consultados incluso dejó sus vehículos de lado, para movilizarse en el sistema de arriendo de bicicletas.

Ante estos resultados, el intendente Orrego valoró la iniciativa asegurando que “las bicicletas públicas y el uso de las bicicletas es un medio de transporte fundamental”, porque ya no sólo se utiliza de manera recretaiva.

La autoridad metropolitana destacó la forma en que los ciudadanos están transformando a la bicicleta en un medio de transporte. “Hace diez años sólo un 2% de los viajes en Santiago eran en bicicleta, hace unos cinco años era un 4% y hoy día es un 7%, vamos por el veinte, queremos que el 20% de los viajes de Santiago sea en bicicleta”.

Con esta ambiciosa meta, Orrego reconoció que debe haber un mayor despliegue de infraestructura y planificación urbana, para que más personas se atrevan a reemplazar su medio de transporte habitual por una bicicleta.

Por lo mismo adelantó que el gobierno regional invertirá en la instalación de 5 mil nuevos bicicleteros además de las ciclovías que se están implementando. “Queremos que Santiago sea la ciudad más amigable con el ciclista de América Latina”, sentenció Orrego.

Por su parte, la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, recalcó que "hay que incentivar la bicicleta como medio de transporte, no sólo de recreación y así hacer un aporte para descontaminar y descongestionar la ciudad".

Resultados Encuesta Verde

El CEO de Bike Santiago, Alejandro Powell, detalló que los resultados son alentadores y confirman lo que se puede ver a simple vista como usuarios, “que las bicicletas naranja han inundado la ciudad”.

La empresa posee puestos de arriendo de bicicleta en 14 comunas de la región metropolitana con 30 mil inscritos, los que en un 20,75% lo califican con la nota máxima.

El sondeo destacó además que el principal uso de las bicicletas públicas es por trabajo o para desplazarse el trabajo (32%), mientras que un 25% de los encuestados aseguró que la finalidad de su uso es para realizar trámites.

Uno de los indicadores más importantes para la cuantificación de impactos de reducción de emisión en este tipo de medidas es la capacidad que tiene el sistema de hacer cambio modal desde vehículos particulares. Lo anterior considerando que un vehículo que deja de circular diariamente con una persona impacta la refducción de CO2, material particulado y óxidos de nitrógeno.

En esta línea, además de disminuir la congestión,  los resultados de la encuesta señalan que 13% de los usuarios utilizaban sus vehículos para movilizarse antes de Bike Santiago.

PUB/NL