Más de 30 detenidos y cuatro buses "secuestrados" fue el balance delictual del “arengazo" convocado por los hinchas de Colo Colo para darle ánimo a su equipo antes del partido del súper cásico del futbol chileno.

Y a pesar que los conductores del Transantiago paralizaron las horas previas al apoyo que le dieron los fanáticos a su equipo en el estadio Monumental, el presidente del sindicato de Subus, Alejandro Aedo, dijo que de todas maneras "llegaron buses que fueron secuestrados y rotos (…) Los sacan de su ruta habitual comercial y los llevan hacia los estadios".

Por su parte, Carabineros indicó preliminarmente que hubo 34 personas detenidas, y que la mayoría fueron trasladadas a la 46° Comisaría, algunos por faltas y otros por delitos, como porte ilegal de arma blanca.

En tanto, el intendente metropolitano, Claudio Orrego, reiteró que "tal como lo dijimos durante la semana, se ha hecho un dispositivo muy importante, tanto de personal de Carabineros, en radiopatrullas y motocicletas, para proteger a quienes transportan a las personas al estadio".

Agregó que ese dispositivo se extenderá hasta mañana domingo, cuando que se juega el súper clásico entre Colo-Colo y la Universidad de Chile.

En total, fueron cerca de 15 mil personas las que llegaron al estadio Monumental, y el evento según la policía uniformada, se desarrolló mayormente con normalidad.

PUB/SVM