"Estarán sujetos a estrictas medidas de seguridad, como si fuera un partido. Si no lo cumple Blanco y Negro se expone a medidas severas”. Con esas palabras el Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, comunicaba finalmente que se otorgaba la autorización al “arengazo” de Colo Colo en la jornada previa al superclásico del domingo.

Según la autoridad, la determinación se adoptó luego que Carabineros y Estadio Seguro entregara una evaluación favorable respecto a las medidas para evitar que se produzcan incidentes.

La Intendencia autorizó la actividad, pese a haberla rechazado el martes 27 de septiembre argumentando problemas en la seguridad tras la intención de realizar el “arengazo” a las 19:00 horas.

“Puede resultar peligroso. Por eso, le hemos planteado a la directiva de Colo-Colo un cambio de horario, para realizar la convocatoria en horario matinal”, había dicho Orrego hace tres días.

Consultada la Intendencia respecto de cuál fue el compromiso de los clubes,  ya que se autorizó una actividad similar para los hinchas de Universidad de Chile. declinaron revelar mayores antecedentes “por motivos de seguridad”.

La amenaza de la Garra Blanca

Luego que Orrego rechazara el martes 27 el “arengazo” nocturno en Colo Colo, la Garra Blanca emitió un comunicado en su cuenta de Facebook cuestionando la acción del intendente Orrego."Se les viene la noche (...) quisieron jugar con la organización más grande del país? Afírmense pues (...) no pediremos más excusas ni tampoco las tendremos para actuar”, escribieron.

Cabe mencionar que el “arengazo” de Colo Colo fue autorizado para las 17:30 horas el día sábado en el Estadio Monumental, mientras que los hinchas de Universidad de Chile realizarán su actividad  a las 12:00 horas en el Estadio Nacional.

PUB/NL