Eduardo Bendek es un ingeniero civil chileno que hace más de siete años llegó a Estados Unidos para realizar un doctorado en óptica espacial. Desde hace 3 años y medio trabaja como científico de la más importante agencia espacial del orbe, la National Aeronautics and Space Administration, conocida mundialmente como Nasa.

En el trayecto de su casa en San Francisco hacia las oficinas de la Nasa, Eduardo conversa con Publimetro sobre las principales motivaciones que lo llevaron a la agencia espacial, sobre el proyecto que lidera para explorar Alfa Centauro, la realidad de la ciencia en Chile y su participación en el V Congreso del Futuro, que se desarrollará en nuestro país desde el 19 al 24 de enero.

¿Dónde nace el interés por llegar a la Nasa y cómo llegaste a concretar ese sueño?

Desde pequeño siempre tuve un gran interés por las aviones y los cohetes. Mi pasión siempre fue más hacia la aviación y los cohetes y a la ingeniería de los dispositivos espaciales, más que a la astronomía.

Cuando postulé a Nasa, lo hice a cuatro programas de ingeniería espacial y uno de óptica, y al final elegí el de óptica porque me di cuenta que si me especializaba en esto era mucho más factible ingresar a Nasa que si me dedicaba a la ingeniería espacial que están más ligados a la industria aeroespacial y donde se requieren requisitos de nacionalidad norteamericana, así que me decido por la óptica en telescopios y me fue bien.

Cuáles han sido los grandes hitos en tu carrera como científico?

Lo primero es cuando me dieron el Nasa Postdoctoral Program, que es un premio al que tu postulas y no es que te contraten sino que te dan un reconocimiento por tu propuesta, y fue eso lo que me permitió venir a Nasa. Con eso gané una beca por mi propuesta para mejorar la tecnología de los telescopios, lo que permitiría que funcionen mejor.

Eso tuvo gran éxito y postule a financiamiento y me ofrecieron dinero para que yo siguiera con mi propio laboratorio como científico de Nasa para seguir desarrollando esta tecnología.

Y finalmente el otro hito es que en paralelo yo estaba proponiendo un proyecto para volar una misión espacial para poder tomar una imagen directa de un plantea al rededor de Alfa Centauro (el sistema solar más cercano al nuestro), y recibimos financiamiento para desarrollar ese proyecto en la fase inicial.

¿De qué se trata este ambicioso proyecto en Alfa Centauro?

Yo partí como delegado del proyecto, algo así como el segundo a bordo o el ayudante del investigador principal. Nasa nos pidió que cambiáramos algunos parámetros de la misión para aumentar la cantidad de ciencia que la misión una a hacer y la estamos reformulando.
En esta reformulación es que yo asumí como el investigador principal de la misión.

En dos semanas más tenemos una revisión de factibilidad, para que esté todo en orden. Lo que vamos a lanzar es un telescopio espacial, y tenemos lanzamiento previsto para octubre de 2019 pero como Nasa quiere que agreguemos un margen al programa, pronosticamos el lanzamiento para 2020.

¿Especificamente que buscará este telescopio espacial?

Hay que ser muy claro en esto. El proyecto es para buscar un plantea en Alfa Centauro, porque nadie sabe en este momento si hay o no un planeta, Sin embargo, las estadísticas y los datos de ocurrencia de exoplaneta nos hacen pensar que hay una alta probabilidad de que haya un planeta en Alfa Centauro. Y esta misión lo que a hacer es entrar en órbita para observarlo para ver si hay o no un plantea ahí.

¿Que hay de cierto en que este planeta podría tener características similares a la Tierra?

Alfa Centauro tiene una particularidad porque es una estrella binaria, lo que quiere decir que son dos estrellas y cada estrella puede tener su propio sistemas solar, por lo que la probabilidad de que haya un planeta se duplica.

Cuando uno dice que puede haber de un planeta similar a la Tierra quiere decir que tenga un tamaño similar, que tenga una superficie rocosa y pueda mantener una atmósfera.  Entre la mitad del radio de la Tierra y el doble del radio, y esos son planetas que se espera sean rocosos y que podrían tener condiciones razonables para la vida. La otra condición es que esté a la distancia correcta de la estrella. Esas condiciones es lo que se define como zona habitable y es eso lo que queremos averiguar.

Eduardo Bender estará presente en el próximo Congreso del Futuro, que se desarrollará a partir de mañana en nuestro país. Para saber dónde y cuándo expondrá puedes visitar CongresoDelFuturo.cl.