Hace una semana se informaron los resultados del Simce de escritura de los estudiantes de 6º básico de los diferentes establecimientos educacionales del país, los que arrojaron que un 34% de ellos no logró escribir un texto comprensible, situación que Carlos Henríquez, director ejecutivo de la Agencia de la Calidad de la Educación, expresó que explica porque hay “serias dificultades en la coherencia del texto, en cómo van entrelazando estas ideas y en el desarrollo de estas para que sea entendible”

Luego de conocerse estos resultados, varios expertos han deslizado la teoría que la utilización de whatsapp puede influir en la forma de escritura de los alumnos, pero lo cierto es que los docentes han ido incorporado diferentes tecnologías y aplicaciones (app) para acercar las materias a sus estudiantes, generando que se involucren con sus propios aprendizajes.

De acuerdo a lo que señala la subdirectora de la editorial Caligrafix y magíster en comprensión lectora y producción de textos, Paulina Schwarze, al comienzo de la irrupción de la tecnología de forma masiva con los teléfonos inteligentes, los profesores estaban más reacios a que sus estudiantes interactuaran porque los mismos niños y adolescentes son nativos digitales, pero con el tiempo fueron tomando conciencia del aporte en la sala de clases.

“Los profesores se sintieron un poco apabullados, porque a la larga los estudiantes al ser nativos digitales tienen mucho más manejo, pero con el tiempo han descubierto que la tecnología funciona como un mediador de conocimientos y son los mismos docentes los que deben ir administrando las redes sociales y las aplicaciones”, señaló la experta del área.

Lo ideal es que la tecnología, especialmente con las aplicaciones más populares como las redes sociales (whatsapp, facebook, twitter, instagram, youtube) se utilicen de forma recíproca entre los profesores y los estudiantes, donde se crea una especie de “aula virtual” que permite que los contenidos académicos se acerquen a los alumnos, pero se siga con un objetivo pedagógico.

“Se va a la tecnología con reciprocidad, porque eso es lo que causa impacto y logra que el estudiante se sienta identificado de forma instantánea y los mismos profesores tengan un acceso rápido que se asemeja a las salas de clases, y definitivamente las redes sociales se metieron dentro de las salas de clases, pero teniendo presente un ambiente educativo donde existe jerarquía de parte de los profesores e interacción de los alumnos”, aseveró a Publimetro Luis Rodríguez, quien es ingeniero espero en soluciones tecnológicas de educación y gerente vertical de Cisco Chile.

El tema de la penetración de la tecnología en la educación y las virtudes que ella genera ha generado tal debate, que este martes habrá una charla en Cisco Education Summit para abordar la realidad de Chile versus las expectativas mundiales.

PUB/NL