Iba a ser el primer puente basculante de Chile, pero se transformó en una atracción turística producto de los errores en su construcción, que lo dejaron con sus brazos en posición vertical y sin funcionamiento.

Con una inversión por parte del Ministerio de Obras Públicas de Chile, bajo el proyecto "Legado Bicentenario", de 15.768 millones de pesos, debía ser entregado para inauguración en marzo de 2014.

Sin embargo, por una serie de errores el puente que tenía como finalidad descongestionar el tránsito en la ciudad de Valdivia, sigue en pie y el alcalde de la ciudad ha pedido incluso que se demuela.

Este episodio de errores fue retratado el pasado 21 de octubre de 2015,  por el canal de televisión Discovery como un "Horror de cálculo".

El episodio abordó la opinión de los ciudadanos de la ciudad y las múltiples teorías populares que intentaron explicar el por qué esta obra Bicentenario sigue sin prestar funciones.

En el video del programa de dicho canal, que se viralizó previo al estreno,  se aprecia cómo los trabajadores y responsables de las labores intentan intimidar al equipo de grabación.

PUB/NL