Este miércoles la noticia alteró la mañana del Palacio de La Moneda. Tras 13 meses en su cargo, Jorge Burgos confirmó su salida del Ministerio del Interior, sellando así una era marcada por una serie de situaciones controversiales que, incluso, tuvieron como contraparte a la propia Presidenta Michelle Bachelet. 

El 2015 terminaba cuando la polémica se instaló en la casa de Gobierno, todo tras un viaje de la jefa de Estado a la Región de La Araucanía que sorprendió a todos, incluso al ahora ex secretario de Estado. Burgos, que conoció esta actividad momentos antes de comenzar, presentó su renuncia, lo que fue confirmado por quien era en ese momento presidente de la DC, el senador Jorge Pizarro.

Consultado sobre el hecho, el legislador aseguró que "el ministro Burgos le presentó su renuncia a la Presidenta y ésta le pidió encarecidamente que siguiera".

Horas después, fue el propio Jorge Burgos quien confirmaba la información tras reunirse con Bachelet: "Yo voy a seguir trabajando mientras cuente con la confianza de la Presidenta (...) Le señalé cuáles eran las complejidades con detalle y ella, después de escucharme, coincidió en que más allá de que puede no haber habido ninguna intención de dañar mi posición, la forma no fue buena ni para el Gobierno, ni para la Presidenta, ni para el ministro que habla", esto en relación a la forma en que se manejó el polémico viaje.

En esa oportunidad, además, el ahora ex ministro del Interior expresó que "el tema es la forma, el procedimiento, la importancia que el Ministerio del Interior y su ministro tengan conocimiento previo de un viaje de esta naturaleza y eso tiene que ser corregido, porque obviamente fue mal hecho por el equipo que lo hizo".

PUB/VJ