Un largo tiempo puede pasar hasta que la justicia logre la extradición de Rafael Garay desde Rumania. Todo dependerá de la causa por la que sea formalizado, esto tras confirmarse que ya hay certeza sobre la ubicación exacta del presunto economista.

Según aclaró a Publimetro el abogado Mario Schilling, primero se debe formalizar en ausencia a Garay, procedimiento que fue anunciado este martes por el Ministerio Público.

Sin embargo, al no existir acuerdo entre ambos países para que efectivamente pueda tramitarse una extradición entre Chile y Rumania, "la Fiscalía de Alta Complejidad tendría que imputarle no sólo un delito simple como la estafa o la apropiación indebida, sino la comisión de un delito de lavado de activos, dado que hay una convención internacional en que tanto Chile como Rumania han suscrito", explicó Schilling.

El experto advierte que el Ministerio Público debe requerir la prisión preventiva de Garay, y una vez decretada por el Juzgado de Garantía, se inicia un periodo en que la solicitud debe ser aprobada por la Corte de Apelaciones y, hecho esto, mediante el tribunal de alzada pedirse al Ministerio de Relaciones Exteriores que requeira al país, en este caso Rumania, la extradición del imputado.

De acuerdo a Schilling, durante las primeras etapas del procedimiento existe un inconveniente práctico, dado que cualquier persona "expectante en el extranjero, leyendo las noticias en Internet y atento al procedimiento penal en su contra, podría fugarse del país al que se solicitará la extradición. A menos, que la policía extranjera pueda detener a esa persona por la comisión de algún delito perpetrado recientemente en dicho país".

Para evitar una posible fuga, Schilling asegura que Garay debe cometer algún delito en el país que permita a la policía rumana imposibilitar su salida del territorio. Si eso no ocurre, y mientras no se solicite la extradición, el abogado indica que el mediático empresario podría abandonar el país sin problemas.

PUB/SVM