La dirección del hospital Regional de Talca descartó separar a las siamesas unidas por el tórax y que comparten corazón, nacidas allí el pasado domingo.

Y es que el músculo cardíaco que comparten Wesny Antonella y Emely Estefany Barriga González, está mal formado. Los análisis pertinentes permitieron determinar que tiene seis cavidades.

"El corazón normal tiene cuatro cavidades que funcionan sincronizadamente para llevar la sangre hacia la periferia, traerla y pasarla a la bomba del corazón. En este caso, son seis cavidades en que no se permite reconocer sus características de ventrículo o aurícula, están mal formadas", explicó el director del hospital, Alfredo Donoso.

Y agregó: "Tenemos que hacer ahora toda una investigación cardiológica para determinar exactamente a qué corresponden esas seis cavidades. Es una situación de malformación del corazón que no permite separarlo en dos, ni tampoco permite dejar a una niña con ese corazón, suponiendo que va a tener un buen resultado".

Respecto de las niñas, que serán entregadas a su madre en las próximas horas, el doctor Donoso precisó que es muy difícil calcular las posibilidades de supervivencia, y que el pronóstico no es bueno.

PUB/NL