"Tome lo que necesite", dice una pequeña caja de cartón forrada con papel de regalo ubicada al ingreso del almacén "Valerita", en Iquique.  En su interior, unas cuantas bolsas con cerca de 5 kilos de pan que el negocio no logró vender durante la jornada. Cada mañana lo deja a disposición de quien lo requiera. 

Un gesto sencillo, pero de esos que no estamos acostumbrados a ver hoy en día. Y es que Jazmín Flores se niega a tirar el alimento o esperar a que se endurezca sólo por el hecho de no obtener dinero por él. 

De acuerdo indicó Soy Iquique, la comerciante iquiqueña tomó esta decisión hace más de un mes, luego de ver este mismo gesto en una panadería de Santiago. 

PUB/SVM