El crimen de Margarita Salgado la madrugada del martes no dejó a nadie indiferente en el sector de Boca Sur, en la comuna de San Pedro de la Paz, luego que fuera su propia nieta de 12 años quien golpeó en reiteradas ocasiones con un martillo.

Fue la propia niña quien tras atacar a su abuela, salió en busca de sus vecinos. Ahí la menor les contó un detalle que a los testigos les pareció escalofriante: había actuado luego que una voz le pidiera asesinar a la mujer de 58 años.

Pamela Acuña, vecina del sector y quien fue la primera en hablar con la niña tras el crimen, comentó a T13 que la relación entre ambas era buena y nada hacia presagiar lo que ocurrió durante la madrugada.

La vecina detalló que la menor vivía junto a su abuela desde enero de este año, cuando Margarita Salgado recibió la custodia, luego de un paso por un centro del Sename donde estuvo internada hasta diciembre de 2015, luego de ser retirada de su hogar junto a sus dos hermanos pequeños, por acusaciones de maltrato contra sus padres.

“Hace años atrás hubo problemas de maltrarto familiar y respecto a eso a la niña se la llevaron junto a sus dos hermanos y la abuela logró recuperarla en enero. Siempre fue la nieta regalona, siempre se preocupó de ella el maltrato con sus padres, ella quería con su abuela”, dijo Acuña.

De acuerdo a los últimos antecedentes conocidos, la menor proviene de un hogar mal constituido por separación de sus padres y estuvo cuatro años en un hogar del Sename hasta que su misma abuela logró la tuición en enero de este año. Desde entonces vivían juntas en una casa del sector de Boca Sur, en la comuna de San Pedro de La Paz.

El doctor Jaime Tapia, jefe de Pediatría del Hospital Regional de Concepción, informó que la menor fue aislada y tranquila mientras esperaba los exámenes psiquiátricos. También indicó que nunca había sido tratado por enfermedad mental y que no tomaba medicamentos.

Detalles del crimen

La vecina de la víctima  relató que cerca de un cuarto para las dos de la mañana, la niña salió de su casa dciendo que había matado a  su abuela. “En el momento solamente lloró y después no presentó ningún grado de culpabilidad o emoción, nada”.

“Nosotros pensamos de que era una broma cuando lo estaba diciendo, nos dijo que había llamado a carabineros y no le habían creído”, agrega la mujer.

“Yo le pregunté si llamaba yo a carabineros y me dijo que sí, que lo hiciera”.

La niña le dijo a la mujer que “estaba durmiendo con su abuela y que había escuchado una voz que decía que matara a su abuela o la abuela la iba a matar a ella y ella despertó se levantó tomo el martillo y la golpeó alrededor de 7 u ocho veces”.  

“Derramó un par de lágrimas diciendo que mató a la persona que más la quería”, dijo afectada.

La vecina de la víctima dijo que no se escucharon indicios de lucha y que sólo escucharon un grito antes de que la niña saliera y contara sobre el crimen. “Hubo un momento en que escuchaos un grito pero pensamos que era la televisión que yo la tenía encendida, pero después pudimos corroborar que el grito había sido de la abuela”.   


PUB/NL