Continúa la larga historia de polémicas que envuelven a la construcción del puente Cau Cau en Valdivia, el primer puente levadizo del país, que se ha transformado en un dolor de cabeza para las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y para toda la comunidad de la ciudad y también de la Región de Los Ríos. 

Tales han sido los errores que se han cometido en la construcción de esta mega obra, que incluso el programa internacional “Horrores de Cálculo”, de Discovery Channel, dedicó uno de sus capítulos para destacar lo hecho en el Cau Cau, catalogándolo como uno de los grandes errores de ingeniería de la historia. 

Y es que hoy el MOP dará a conocer a la comunidad el primer informe trimestral con las soluciones que se plantean, en la voz del ministro Alberto Undurraga, que se encuentra en la región. El pasado jueves, el informe fue presentado ante la comisión de Obras Públicas del Senado, instancia que preside el senador Alfonso de Urresti, justamente de la circunscripción de Los Ríos. 

En contacto con Publimetro, el parlamentario señala que en este informe “por fin se está sincerando la magnitud del problema, en el sentido de saber que está mal construido el puente y que los problemas no sólo son del sistema de levante, lo que implicará la demolición al menos de los dos brazos”.

Desde la comisión de Obras Públicas, señala De Urresti, “le hemos exigido al ministro que es necesario que se establezcan los plazos definitivos de reparación de este puente y que los montos, que serían poco más de $10 mil millones, no pueden impactar al presupuesto nacional y tendrán que ser con cargo al presupuesto nacional o con cargo a otras glosas o ítems presupuestarios y no a los recursos que se destinan a la región”. Añadiendo que en el informe del MOP se establece como plazo para la entrega definitiva de esta obra el primer semestre de 2018. 

Por otra parte, el senador por Los Ríos señala que también es muy importante establecer las responsabilidades políticas y penales de las reiteradas fallas en la construcción de esta emblemática obra. En este sentido, uno de los privados cuestionados por el MOP es la empresa Zañartu Ingenieros Consultores, que asesoraron la inspección fiscal del proyecto y que, a juicio de las autoridades de Gobierno, no repararon en los graves errores que estaba cometiendo la empresa constructora a Cargo, la española Azvi S.A. 

A través de una declaración pública emitida hoy en el matutino de circulación nacional El Mercurio, Zañartu Ingenieros Consultores señalan que ellos no participaron de la primera etapa de diseño del proyecto ni tampoco de dicho proceso de licitación. “Tampoco intervinimos en la ejecución, ni en la revisión, ni en la aprobación de cualquier aspecto relacionado a esta fase”, señala el escrito. 

Con esto, aseguraron que los errores de la construcción del Puente Cau Cau se realizaron en la primera etapa del proyecto, que sería el desarrollo de los diseños, cálculos de ingeniería y definición de métodos constructivos, y que advirtieron al MOP sobre los errores cometidos por Azvi.

“Fue nuestra empresa la que advirtió los múltiples errores que se presentaron durante la construcción del proyecto como el erróneo posicionamiento de tableros, la errónea ejecución de los insertos de sustentación de los tableros basculantes, fallas en sistema de rótulas y de levante”, indicó la empresa.

La empresa Zañartu Ingenieros también sostuvo que luego de que se hicieron públicos los errores del puente Cau Cau, el MOP ha “desplegado una incesante ofensiva comunicacional que pretende atribuirnos responsabilidad en las fallas que presenta el puente, pese a contar con múltiples estudios que concluyen lo contrario”.
Por ello, anunciaron que presentarán “todas las acciones legales tendientes a desacreditar todas y cada una de estas infundadas acusaciones”.

Consultado sobre la responsabilidad de Zañartu Ingenieros, De Urresti es enfático en señalar que esta empresa “tiene una tremenda responsabilidad, porque por un contrato millonario de más de $1.000 millones eran los encargados de asesor la inspección fiscal y en ningún momento alertaron o anticiparon el nivel de inconvenientes que presentaba este puente en materia de construcción y diseñó”.

“En definitiva, ellos no hicieron su trabajo y lo que lamento más es que no hayan sido sancionados oportunamente, y hemos solicitado que su eliminación de los registros del MOP sea no sólo por seis meses y posteriormente un año, como se planteó en un principio, sino que con los nuevos antecedentes que existen tanto en el puente Cau Cau como en el desborde del río Mapocho hace unos días, sea sancionado por lo menos con la eliminación por dos años de los registros del MOP”, concluye De Urresti. 

PUB / DIG