La rotura de una matriz en la comuna de Providencia, que afectó a tres comunas de Santiago y obligo al cierre parcial de la Línea 1 del Metro, dejó a varios capitalinos con problemas para dirigirse a sus trabajos y lugares de estudio, generando la molestia de quienes debieron caminar entre el agua para llegar a sus destinos.

Entre las cientos de personas que debieron avanzar por avenida Providencia hacia el oriente, luego de descender en Baquedano -el servicio de metro se encuentra suspendido entre Los Héroes y Tobalaba- una señora realizó indignado descargo por la situación de emergencia.

María Brunilda Toro, relató con molestia la situación que había tenido que enfrentar y la falta de respuesta que las autoridades dan a las personas que deben seguir cumpliendo con sus responsabilidades, pese a la situación que enfrentaron esta mañana.

"Usted cree que si yo como pasajero el metro me hubiese dicho que al bajarme en Baquedano y caminar hacia Providencia tenía que tener un bote, ¿yo lo hubiese hecho?, no, me bajo en otra estación en Bustamante, en cualquier otra y tomo hacia el oriente. Pero por favor, esto ocurre por mala información, hasta cuando en este país la gente no asume, eso es lo que pasa, la gente tiene que asumir", dijo. 

"Dime tu todos después piden los votos, piden esto, piden lo otro, piden disculpas, a mi las disculpas a mi no me sirven. Una persona como yo, que tiene que cumplir sus horas de trabajo resfriada, enferma y todo lo demás, puede sentirs satisfecha con que después salga un gerente del metro y diga, 'no, nosotros avisamos por parlante'. Sí, pero ellos avisaron que no había servicio no que había que tener un bote, porque no hay otra palabra", disparó la mujer mientras caminaba por avenida Providencia.

"Ni siquiera tienen la capacidad de que se les ocurra decir sabes que, vamos a tener un medio de transporte, o sea, por favor, ni siquiera necesitan pensar. Cualquier gente con dos dedos de frente yo no necesito un título universitario, con MBAs en el extranjero, para darme cuenta que tengo que hacerme cargo que si no tengo un servicio les pongo por último Uber, taxi o lo que sea, pero cumplo con esta gente ¿qué tanta plata van a perder si ganan millones y millones? y yo te aseguro que los gerentes del metro están tranquilos en la cama de su casa", concluyó molesta la mujer.